Así de glamouroso era volar en los 50’s

servicio de cabina BOAC 2

A pesar de que en la actualidad, con tantas aerolíneas, los vuelos son más baratos, más
seguros y más rápidos que en décadas pasadas, también se están volviendo cada vez más una experiencia desagradable, ya que las aerolíneas meten más pasajeros en los aviones, provocando saturaciones  en los vuelos y mas retrasos.

En nuestro tiempo actual, debemos olvidar por completo la idea de un vuelo ideal con
asientos cómodos, comida decente y sin limitaciones en el equipaje.

Pero la gente no tomaba como cualquier cosa el volar en los años 50’s,cuando el  transporte aéreo era nuevo y excitante.

En esa época, los sobrecargo servían durante el vuelo los alimentos en platos de porcelana
fina con cubertería adecuada, los pasajeros podían estirar las piernas en las salas del
avión, e incluso dormir en asientos que se convertían en camas

Hemos investigado a través de los archivos digitales de Boeing y encontramos algunas fotos
fascinantes que muestran como era volar hace 60 años.

Al igual que la moda, los aviones han cambiado mucho desde la década de 1950.

Al igual que la moda, los aviones han cambiado mucho desde 1950, en aquella década,  el
Dougla DC-6 era el tipo más accesible de avión comercial.

Sin embargo, el diseño de un típico avión comercial es relativamente  similar.

Sin embargo, el diseño de un avión comercial típico es todavía relativamente similar.

 

aunque los asientos parecen ser más espaciosos, el interior de esta cabina de avión fue
diseñada con cubiertas de tela sobre las paredes y el techo para amortiguar el sonido.

Especialmente en la cabina de pasajeros principal, que podría asiento 18 personas.

Los asientos podían reclinarse en nueve camas dobles para dormir y otras nueve camas podían adaptarse de la parte superior.

Además de asientos reclinables, planos presentados literas de arriba.

Estas podían abrirse y cerrarse fácilmente

 

Además de las anteriores comodidades, los pasajeros podían estirar las piernas fuera de sus asientos en un salón en la planta baja.

 

esta sala corresponde a un jet Stratocrusier 377

Los asistentes de vuelo utilizados para preparar las comidas pre-cocinadas en vuelo en la cocina, trabajando a una velocidad de 24 comidas en 18 minutos.

Sin duda con ese espacio disponible entre los asientos, uno no debía preocuparse por la persona detrás de uno. La comida era de mejor calidad que la actual y servida en platos de porcelana fina, como un plus contaban con un bar que por las imágenes podemos  suponer que estaban bien equipados. 

Un bono: aviones tenían bares completos, que se veía bastante bien equipado.

Fuente






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *